jueves, 3 de septiembre de 2009

Detective a tiempo parcial


Empecé a oír hablar de “Los misterios de Laura” poco antes de que empezara a emitirse. La propia María Pujalte contaba en la radio que su personaje se inspiraba en el de la policía interpretada por Frances McDormand en “Fargo”, luego leí que iba en la línea de “Colombo” y “Se ha escrito un crimen”.

Pues bien, con estos antecedentes me puse a ver el primer capítulo y vi claros los parecidos: la gabardina, el hecho de ser mujer y la utilización, prácticamente en exclusiva, del método deductivo no sabemos si por carencia de medios técnicos.

Pero el caso es que vi mucho más clara la diferencia. ¿Qué recuerdan de la vida privada de los personajes inspiradores?

Yo, personalmente, opino que la señora Colombo era un recurso del teniente para sonsacar a los sospechosos, me parece que cualquier esposa norteamericana le hubiera quemado la gabardina en el primer capítulo, así que no sabemos nada de la vida privada del teniente Colombo.

Recuerdo que al final de “Fargo” nos cuentan que el marido de la policía ha dibujado un sello. Nada que ver con el circo de tres pistas (marido, hijos, vecinas) que tiene montado Laura Lebrel, a la mitad del capítulo se me había olvidado lo del crimen y creí estar viendo una secuela de “Aquí no hay quien viva”. De la peripecia vital de la señora Fletcher no recuerdo nada (¿lo pillan?).

Me pregunto a que le achacarán su éxito o fracaso ¿a la parte policiaca o a la cómica?.


Ya se han emitido los 6 capítulos y no le ha ido del todo mal, se mantiene en segundo lugar del nivel de audiencia. Le han ganado el fútbol y el cine, pero la reposición de “CSI: Las Vegas” no ha podido con ella, aunque me temo que “CSI: Miami” tiene más tirón ya que la reposición del último capítulo de la sexta temporada la ha superado en el nivel de audiencia así que creo que lo tendrá difícil frente a los nuevos episodios si es que repite día y hora.


Si van a hacer una segunda temporada yo pediría menos lío doméstico, casos más interesantes, situaciones más verosímiles, interpretaciones menos forzadas y guiones un poco más cuidados para los protagonistas y mucho más cuidados para el resto, que conoce uno a los sospechosos y lamenta que no hayan sido las víctimas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario