miércoles, 20 de enero de 2010

Glee, la enésima mejor serie


Ya está aquí, como cada temporada una nueva serie que viene ser la revelación del año, en este caso se trata de una comedia lo que debería preocupar a 30 Rockefeller (¿Debería?).
Glee es la mejor serie en el apartado de comedia según el jurado de los globos de oro (el mismo que consideró a Avatar la mejor película del año ¿¿??).
Se trada de unos muchachos que cantan en un coro de una escuela secundaria de alguna ciudad intranscendente de USA. El director del coro tuvo sus diez minutos de gloria cantando en ese mismo coro cuando era estudiante en ese mismo instituto (¡¡¡tremenda trayectoria!!!!).
La dinámica de grupo y las hormonas hacen que la trama se desparrame por los cauces esperados, Glee es, como en todos los productos familiares, políticamente correcta y da cabida como el Arca de Noe a un ejemplar de cada especie sociológica de la biodiversidad USA.
Pese a que le historia es más vieja que el hilo negro y que los actores son bastantes flojos la serie supone una gran novedad porque es.... ¡¡¡¡¡¡¡¡musical!!!!!!!!!!!!, (¿Quién se acuerda de High School Musical?)
Podrán ver la serie en Antena Neox y Fox en marzo. A todos los padres ¡¡Que no les pase nada!!

viernes, 15 de enero de 2010

El Quinto Mandamiento: ¿Añorarás a Rex sobre todas las cosas?


Entre los propósitos de Año Nuevo había yo incluído una nueva tanda de paciencia, benevolencia y equidad con las nuevas series que pululan por la cartelera.

Es por lo de la paciencia que a "El Quinto Mandamiento", miniserie alemana que emite AXN los domingo por la tarde le he dado un poquito de cancha: para ser exactos, cuatro oportunidades.

Mundoplus, SeriesTV o la misma AXN ofrecen resúmenes del argumento. Por entre medias aparecerá la frase "...se mezclan crímenes, suspense, acción y religión..." Y para ser ecuánime, efectivamente hay una víctima y el protagonista es un prelado católico. La otra parte, la de suspense y acción, me temo que aún no se la han explicado al guionista.

Vayamos ahora con la benevolencia. Las imágenes de Roma son bonitas y los exteriores en Alemania dan para pensar en unas vacaciones por allí el próximo verano. Todos son muy buenos y aunque lo del tema religioso huele sospechósamente a teología-buscar-en-google, tampoco abusan de ello.

En resumen, yo pasaría la serie a horario infantil y reemitiria "Rex: Un Policía Diferente". Saleroso que era el bicho, pardiez!