lunes, 12 de septiembre de 2011

Lifting vampírico



El título no es un juego de palabras es una recomendación al productor tras ver la season finale de True Blood.

Tras el anuncio en julio de una quinta temporada y después de leer que habrá que esperar hasta junio de 2012 para verla, no puedo hacer otra cosa que recomendar un lifting al reparto vampírico de la serie.

No quiero hacer sangre pero... a Bill se le ve claramente el descolgamiento facial típico de los cuarentones, a Eric las arrugas de la frente y Pam los siete signos del envejecimiento (flacided, poros abiertos, falta de luminosidad, etc, etc). ¡¡¡Pero si se mantiene mejor el reparto humano!! que por otra parte es el único que sí tiene permitido envejecer.

Me divierto mucho con True Blood por eso quiero que dure muchas temporadas. Charline Harris hace su parte del trabajo, no faltarán historias absurdas y morbosas que regurgite para nosotros Alan Ball; pero si Bill sigue madurando a este ritmo tan humano, sólo una mente tan especial como la de Sookie podría albergar dudas entre Bill y Eric o el mucho más cálido Alcide. Y la perversa y coqueta Pam terminará pareciendo la hermana mayor sobreprotectora de nuestro vampiro vikingo.

Sr. Ball o mantiene sin cambios a su progenie vampírica o el presupuesto en efectos especiales, maquillaje y postprodución le llevará a la ruina. Dicho sea todo esto sin ánimo de ofender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario